Entrada anterior: El color del dinero »Peluches invertidos »Hitchcock en 1000 fotogramas »Insectos comestibles »Los niños colocadores de bolos »Laboratorio de cerebros abandonado »Cómo hacer palomitas con una lata »Método para evitar que un niño se chupe el dedo »Arte con excrementos de perro »Cómo camuflar una lata de cerveza » 

03 diciembre 2007


El velero humano

Desperdicié un largo verano de mi niñez aprendiendo a nadar (todo para descubrir, años más tarde, que lo único para lo que vale una piscina es para meter mano a chicas en bikini, lo cual puede hacerse donde no cubre) y nunca llegué a encontrarle utilidad. Demasiado esfuerzo para ir del punto A al B (con lo fácil que era salir de la piscina y volver a entrar en el otro lado)

Ahora he descubierto esta vela que en 1932, se enganchaban al cuerpo algunos entusiastas para poder nadar sin apenas esfuerzo. Creo que clavar la vela a una tabla daría menos problemas, como el de ser devorado lentamente por un mejillón agresivo, pero se perdería contacto con el medio. Sea como sea, creo que mi amor al agua resurgiría de ser el feliz poseedor de una de esas.

Vía Modern Mechanix | Categoría Chorradas

2 Comentarios: Publicar un comentario

  • Blogger kanif (3/12/07 21:26)  

    Uno sólo debería nadar para sobrevivir y no morir ahogado.
    La única razón por la que los médicos recomiendan el ejercicio de nadar es porque nadie casi nadie se lesiona nadando.
    El agua para ducharse y para beber si no hay nada mejor.

  • Blogger el_Vania (3/12/07 22:14)  

    Veo que lo de la ley del mínimo esfuerzo no es algo nuevo.
    Salud/OS!

Publicar un comentario