Entrada anterior: Fantasmas del pasado »Avances en la apertura y colocación de profiláctic... »Billetes pintados »La vida de un clavo »Fabrica un boomerang »Aparcando en arte »Plantilla MataRatas para blogger »Perros a dieta »Así se hacen las cosas »Dentro de una fábrica Nike » 

08 noviembre 2006


La funeraria definitiva

En 1964 el artista holandés Pieter Engels ideó una funeraria ficticia llamada ENIO que luchaba contra la tristeza de la muerte, nada de colores oscuros y llantos. Para ello incluía en sus servicios cosas como ataúdes perfumados, con televisión y radio (por si algún día despiertas) o transparentes para colocar en el salón de tu casa y que tu familia siga disfrutando de tu alegre sonrisa aún después de muerto. Pero la estrella era su servicio de suicidios mediante aparatos conectados a fuentes eléctricas, unos zapatos para los caballeros y un consolador para las mujeres, el último gran orgasmo.

Vía We make money not art | Categoría Arte